Lo que pudo ser…

Carlos-Vela.jpg
 

Carlos Alberto Vela Garrido (Cancún, 1989) es el claro ejemplo de que el talento no es sinónimo de mayor éxito en la vida.

Llamado a ser una de las promesas más sobresalientes del futbol mexicano, con tan sólo 16 años fue el goleador del Mundial Sub 17 que México ganó en Perú 2005.

Para entonces, su carrera dio un vuelco al pasar de las fuerzas básicas de Chivas al Arsenal, uno de los clubes con mayor scouting de jóvenes a nivel mundial.

Sin embargo, para foguearlo, había que prestarlo a otros clubes como Salamanca, Celta de Vigo y Osasuna, este último club fue el que le dio la oportunidad de debutar en Primera División, en septiembre del año 2007.

 
Griezmann-Vela.jpg

Antoine Griezmann y Carlos Vela

2 caminos distintos

 

Tras debutar con el Arsenal en la Premier League en la temporada 2008-09, Vela continuó siendo prestado a otros clubes como el West Bromwich, hasta recalar en la Real Sociedad en 2011, lugar donde explotó al máximo.

Ahí, formó una gran dupla con Antoine Griezmann, quien se marchó en el verano 2014 al Atlético de Madrid y forjó un camino más laureado que el mexicano.

Ese mismo año, en plenitud de nivel y facultades, Vela renunció a formar parte de la Selección Mexicana en el Mundial de Brasil, lo que le generó una serie de críticas y unos cuántos elogios.

En realidad Vela lo que menos quiere es reflectores y aunque regresó al Tri para disputar el Mundial de Rusia 2018, probablemente su ciclo en el Tri esté cerrado.

Mientras tanto, en lo que parece un exilio prematuro, el jugador decidió emigrar al futbol de la MLS y comenzar una nueva vida que lo ha catapultado como el MVP de la actualidad.

¿Qué sería de él si hubiese decidido continuar su carrera en Europa?

 
2O7A0633.jpg

“Te voy a ser sincero, la verdad a mí el futbol nunca me ha apasionado tanto.”